la santeria y los santos alquimia Hechizos de Magia Blanca hechizo para amor hechizo de amor dinero encontrar trabajo negocio salud suerte proteccion familia remedio remedios de Magia Blanca santeria amarres esoterismo brujeria
   HECHIZOS DE AMOR - HECHIZOS DE DINERO - HECHIZOS DE SUERTE - HECHIZOS DE PROTECCION - HECHIZOS DE TRABAJO



















Inicio

La Santeria

Imagenes de Los Santos y en que pueden ayudar >>


La santería es un conjunto de sistemas religiosos que funden creencias católicas con la religión tradicional yoruba, practicada por los esclavos negros y sus descendientes en Cuba, Brasil, Puerto Rico, República Dominicana, Panamá y lugares con gran población hispana en los Estados Unidos (como Florida, Nueva York y California).

El término "santería" fue utilizado por los españoles de forma despectiva para burlarse de la aparente devoción excesiva que mostraban los seguidores a los santos en detrimento de Dios. Los amos cristianos no permitían que sus esclavos practicasen sus diversas creencias animistas de África occidental. Los esclavos encontraron una forma de burlar esta prohibición, y concluyeron que los santos cristianos no eran más que manifestaciones de sus dioses. Los amos pensaron que sus esclavos se habían convertido en buenos cristianos y estaban rezando a los santos, cuando en realidad estaban siguiendo sus creencias tradicionales.

"Santería" es, o ha sido, un término despectivo. Los practicantes prefieren utilizar otros nombres, como Lukumi, debido a su saludo, "oluku mi", mi amigo, o Regla de Ocha.

Historia

La tribu yoruba habita en Nigeria, en las orillas del río Niger. Tuvo dominio sobre varios "reinos", entre los cuales el más importante fue Benin. En rigor, y desde el siglo IX, los yorubas se organizaron en ciudades estado, pero su poder se debilitó en el siglo XVIII por una serie de guerras con las tribus vecinas y la colonización blanca.

De este pueblo provinieron los esclavos que fueron llevados a Cuba. Con ellos, llevaron su religión, cuyos dioses identificaron con los santos cristianos. La santería aparece ya definida en la región occidental de Cuba en el siglo XIX.

La religión

La santería cree en una fuerza o dios universal del que proviene todo lo creado, llamado Olodumare. La energía de Olodumare es Ashé. Luego están los orishás, que son deidades que gobiernan diversos aspectos del mundo. Los orishás, además, velan para que cada mortal cumpla el destino que tiene marcado desde su nacimiento. Los que no cumplen, siguen en la rueda de las sucesivas reencarnaciones. Esta creencia es similar a la del hinduismo y el budismo.

La identificación de los orishás con los santos más conocidos tiene razones muy simples, que se relacionan con el aspecto o las acciones de los santos. Por ejemplo, Santa Bárbara, que en la mitología cristiana es representada con vestimentas rojas y espada, es Shangó, deidad de la fuerza. Ogún, que maneja el hierro, dios de la guerra y las armas, es San Jorge, el vencedor del dragón en la iconografía cristiana; Agayú encuentra su correlato en San Cristobal, que para los creyentes cristianos es el patrón de los viajeros y para los yoruba es el vigilante de los caminos; Inle, el médico, es San Rafael, el arcángel que cura y sana; la Virgen de la Regla es Yemayá, diosa de la maternidad. El orishá es a la vez el santo de cada miembro de la santería. Por eso, cada uno está obligado a rendir culto al santo que corresponde al día de su nacimiento. El individuo asiste a misa ese día y también a las ceremonias consagradas por la santería al orishá.

La santería tiene una jeraquía sacerdotal. Los máximos sacerdotes son los babalaos, a los que acuden los de menor jerarquía. Todos ellos son santeros o santos, iniciados mediante ritos específicos, el primero de los cuales es un ritual de purificación y la entrega de cinco collares que representan a otros tantos orishás.

Los sacerdotes están autorizados a realizar sacrificios de animales en homenaje a los santos orishas. Estos no son inmortales y viven del ashé (energía) de los sacrificios. Se sacrifican palomas, cabras, gallinas y cerdos. La gente acude normalmente a los santeros para pedirles sacrificios que resuelvan problemas domésticos, curen enfermedades o restituyan algún bien perdido. Antes de realizar el sacrificio, el santero invoca al espíritu de los ancestros (eggun) del solicitante. El eggun será el que lleve la ofrenda al orishá.

Mediante los sacrificios, los creyentes permanecen en contacto con el mundo espiritual. Los santeros realizan las ceremonias en sus propias casas, porque la santería carece de templos. El santero forma parte de la vida cotidiana del creyente, se convierte en su intermediario con lo sobrenatural, su consejero y su adivino. La adivinación se hace mediante caracolas. Se utilizan 16 conchas a las que se suma un caracol distinto, una piedra y otros enseres. Los caracoles son arrojados por el sacerdote sobre una estera y cada tirada encierra a la vez un mensaje adivinatorio y un consejo sobre cómo actuar.

Los Santos

Los santos son hombres y mujeres distinguidos para su alto valor moral o su logro espiritual. Su papel varía según la religión.

Cristianismo

Catolicismo

Así, para los católicos, a les cargan que intercedan para los hombres cerca de Dios. Son el tema de una veneración significativa de dulía que se opone al de latría el de la adoración que es debido unicamente a Dios. En el caso de María, se permite una excepción a que se llama hiperdulía y que se manifiesta en los lugares de apariciones.

A pesar de esta distinción necesaria desde el punto de vista de la teología católica, el catolicismo popular se caracteríza precisamente por su marcada iconodulia. Muchas veces se hace necesaria esa iconodulia para disfrazar ritos paganos ancestrales que siguen en la memoria y en la tradición de poblaciones evangelizadas de origen politeista y en donde se sustituye y absorbe el rito original por otro según figuras cristianas (santos). Cualquier antropólogo que viera, por ejemplo, las escenas pasionales de El Rocío no podría atisbar una menor diferencia en la intensidad del fervor con respecto a la deidad principal.

Véase De la esencia, y división de la adoración, en la url del Compendio Moral Salmaticense La Iglesia Católica procede de una manera formal a la declaración de santidad de cierta gente. Ese pasa por las etapas del venarabilidad entonces de la beatificación entonces de la canonización. Será observado que el "pleito en la canonización" toma las formas de un pleito legal y que el equivalente de la "parte civil" (que defiende la tesis contra la canonización) se lleva a cabo por una persona que recibió tradicionalmente el apodo del abogado del diablo (el término que pasó en la lengua actual). Se acabó su papel muy recientemente. Las pruebas de estos juicios son milagros obtenidos bajo la intercesión del santo, estos deben ser científicamente imposibles de realizar.

Ortodoxia

En las iglesias ortodoxas no se formaliza la canonización. Además de los personajes del Nuevo Testamento, que son santos de derecho, la existencia de los milagros atestiguados por una tradición larga puede conducir a la canonización.

Los católicos y los ortodoxos no convienen en la lista de los santos; serían éste solamente porque los ortodoxos no reconocen la centralidad de las instituciones que proceden a tal canonización.

En ciertos casos, como, por ejemplo, Agustín de Hipona, muy distinguido por el Catolicismo, y concedido no solamente del título de santo pero tambien de doctor de la Iglesia, en las ortodoxas es honrado beato confinado con el último zar de Rusia pero no mejor; considera pues sus averías y errores suficientes.

Protestantismo

No todos los protestantes creen lo mismo. Pero todos convienen en el hecho de que solamente Dios decide la justificación soló por la fe del cristiano. Abstienen tan de declarar a quienquiera santo tanto más pues su diseño de la vida futura es muy variable no solamente según las denominaciones pero también según individuos. Sin embargo, el Luterano reconoce santos los personajes del Nuevo Testamento. Sin embargo, ese no da lugar que a adoración; para el conjunto de los protestantes, se debe adoración unicamente a Dios solamente: A Tí sólo gloria dice una cantiga de Martín Lutero.

Islam

En teoría, el Islam rechaza cualquier adoración con excepción de la dirigida a Dios. Habla de asociadores para indicar a los que practiquen diferentemente.

El sunismo africano practica también cierta adoración de los santos nombrados marabouts. El sufismo cuyas tariquas se extenden en el espacio musulmán sabe también 'el concepto de walid traducido siempre por santo en la literatura de expresión europea.

Sin embargo, el chiísmo reconoce a santos y su tumba son lugares de peregrinación. Los Musulmanes tienen a sus Awliya Allah o “amigos íntimos de Dios”, y sus respetados Sufíes.

Judaísmo

En este enlace se explica ampliamente la Santidad en el judaismo, el papel de la mujer en esa santidad y algunas creencias judías sobre los santos.

Budismo

Los Budistas en su doctrina veneran a los Arahants y Bodhisattuas, en el Tíbet, a los Monjes Lamas.

Hinduismo

Los practicantes del Hinduismo hacen reverencia a sus Gurús o Santones, maestros espirituales de vida asceta.


¿Preguntas? ¿Necesitas un hechizo personalizado?

Consulta nuestros Expertos en magia
videncia y tarot


Entérate de formulas especificas y eficaces para tu problema.
Llama ahora al
806484031
902747806

Desde fuera de España
+34 902 747 806
Regalo por tu llamada
SMS live chat
Consultas por Videochat y messenger - Skype

Katrin Fritzsche Apartado de correos 22, 35100 San Bartolome de Tirajana, Las Palmas. El precio máximo de la llamada es de 1.16 euros minuto desde red fija y de 1.51 euros minuto desde red móvil, impuestos incluidos. Mayores de 18 años.
Precio consultas con tarjeta de credito al 902: 19,- Eur para 15 Minutos o 32,- Eur para 30 Min. Coste llamada local




facebook twitter youtube blog boletin

talismanes

Copyright © 2004    All Rights Reserved    www.hechizos.info